Economía, Notas recomendadas, Política Argentina, Sin categoría

Las mentiras del Sr. Prat Gay y la rendición del Sr. Macri

Por  Axel Kicillof

Las chicanas reemplazaron a los argumentos. En lugar de explicarnos de qué se trata cada acuerdo con los bonistas, los funcionarios recurrieron a culpar al gobierno anterior. Tenemos la sospecha de que esto es el camino hacia un endeudamiento mucho mayor porque hay una clara vocación por endeudarse en el mercado financiero internacional.

El gobierno ha generado su propio relato. Arman una puesta en escena donde extorsionan al Congreso, responsabilizándolo de todas las desgracias que les ocurrirían a los trabajadores, a los gobernadores y al pueblo en general.

Presentan al endeudamiento como la puerta al paraíso y la historia argentina nos ha enseñado que la deuda externa ha sido una pesada carga y un instrumento permanente para condicionar las decisiones de los gobiernos.

2

3

4

5

6

7

8

9

10

12

13

14

15

16

17

18

 

 

Estándar
Economía, Notas recomendadas, Política Argentina, Sin categoría

Macri y los trabajadores

Por Héctor Recalde *

Una a favor: aumento de las asignaciones familiares. Punto y aparte o casi un punto final.

Muchos se sienten como “puntos” de promesas incumplidas, de afirmaciones y desmentidas, de marchas y contramarchas.

Y a propósito de ello, de la relación amistosa y del diálogo abierto, compañero y sin protocolo el Gobierno instaló el protocolo de los 5 minutos y la primera fila sin balas de goma.

Las tres T de Francisco (Tierra, Techo y Trabajo) para el Gobierno fueron Techo para las paritarias de un 25 por ciento (no es precisamente un homenaje al grupo sindical de los 25 que lucharon contra la dictadura cívico-militar).

La T de Trabajo fue en realidad minga de laburo para los cesantes y despedidos, circunstancia que acompañada por las devaluaciones y los imparables aumentos de precios, que no retrocedieron al 30 de noviembre, según propusiera un distinguido militante del JP (ojo no confundir con Juventud Peronista) Morgan (será heredero del pirata ¿?) y el HSBC (el banco de las 4040 cuentas de evasores), sino que con prisa y sin pausa aumentan día a día, junto con los tarifazos, que recién comienzan, augura disminución del consumo, recesión e inflación, o sea el peor de los mundos.

Y finalmente, la ultima T, que significa Tierra, la interpretación del Gobierno es que debe direccionarse para los dueños concentrados de la agroindustria, minería, exportadores etc., o si se quiere, la T de la transferencia regresiva de la riqueza nacional.

Creo que en definitiva lo que nos está pasando es la crónica preelectoral anunciada, es decir: un modelo direccionado a los ricos y no a los pobres; la construcción (o des) de un país con pocos adentro y muchos afuera (salvo los buitres a quienes nos quieren meter adentro, cuando sería mejor dejarlos afuera).

Y podríamos seguir hablando de inequidades o de proyectos que nos preocupan, como la ley del arrepentido, salvo que en ella se trate una reparación a los arrepentidos del 22 de noviembre.

En definitiva, como dijo un ministro: “Es lo que hay”.

* Presidente bloque diputados nacional FpVPJ.

Estándar
Economía, Notas recomendadas, Política Argentina, Sin categoría

El caso del falso déficit fiscal

OPINION > UN AJUSTE REAL PARA “CURAR” UNA CRISIS INVENTADA

 Por Axel Kicillof *

A esta altura de los acontecimientos a nadie se le puede escapar que el gobierno de Macri está implementando un clásico programa de ajuste. Tampoco se le puede escapar a nadie que ha decidido usar como “justificación” para su plan económico la presunta “pesada herencia” que recibió de Cristina. Claro está que lo sucedido en los primeros dos meses de gobierno contrasta con las declaraciones de Macri en campaña, cuando por ejemplo el 17 de noviembre dijo en el programa de Jorge Rial: “No vamos a devaluar, es una mentira”. O como cuando un recién asumido Prat-Gay, el 12 de diciembre, dijo: “La Argentina está en buenas condiciones (…) no hay urgencias (…) Nos dejan una herencia complicada pero no se compara con otros momentos del país”; y negó que estuviera en sus planes “abrumar” con “una batería de medidas”.

En la historia argentina, los grandes planes de ajuste vinieron siempre precedidos de una grave y evidente crisis económica. Se proponía entonces un gran sacrificio para salir de un gran desastre. Por eso los ministros de Economía se hicieron célebres con frases como “hay que pasar el invierno”; “el que apuesta al dólar, pierde”; “les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”; “con la Convertibilidad habrá más de seis décadas de crecimiento y prosperidad en la Argentina”; “el que depositó pesos recibirá pesos, el que depositó dólares, recibirá dólares”.

El “pequeño detalle” es que el gobierno de Macri no recibió una economía en crisis, ni mucho menos. No es que lo diga yo –una parte interesada–, sino que es lo que muestran absolutamente todas las consultoras privadas. Durante el año 2015, la economía brasileña se contrajo cerca de un 3 por ciento, por caso. Pero para Argentina 2015 no fue un año recesivo. Según la consultora Ferreres, la economía creció un 1,7 por ciento, la industria 1,1 y la inversión un 1 por ciento. Para el FMI, el crecimiento fue del 1,5 por ciento. Es decir, la economía no estaba estancada ni en caída, ni siquiera para los detractores del gobierno de Cristina. Tampoco se sufría una aceleración inflacionaria. Es más, todas las consultoras privadas reconocían que la inflación venía cayendo fuertemente desde 2014. Comparando eneronoviembre de 2014 con el mismo lapso de 2015, según Elypsis la inflación había caído del 31,4 al 18,2 por ciento, es decir, una marcada desaceleración del 13,2 por ciento. Las estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires mostraban lo mismo, ya que la inflación pasó de ser del 33,6 por ciento en 2014 al 19,7 en 2015, es decir, la desaceleración fue del 13,9 en un año. Lo mismo para el IPC Congreso que pasó del 33,5 por ciento al 20,4, es decir, se redujo un 13,1 por ciento. Las reservas estaban al 10 de diciembre en 25 mil millones de dólares, después de pagar en octubre el vencimiento más grande de la década: 5900 millones de dólares del Boden 15. Recordemos también que Néstor Kirchner recibió en 2003 reservas por 11 mil millones, y que recién después de tres años arañaba los 25 mil.

En síntesis: ni aumento del desempleo, ni caída de la actividad, ni aceleración de la inflación, ni drástica caída de reservas. La crisis no se veía por ningún lado. Pero Macri y su equipo económico ortodoxo estaban decididos a aplicar de todos modos y en cualquier caso su política económica de ajuste.

A toda esta construcción marketinera, hay que agregar un punto más: el déficit fiscal. Muchas veces en la historia argentina hubo déficit e insolvencia del Estado Nacional. Esta situación lleva a que no se puedan pagar o se demore el pago de jubilaciones, sueldos del Estado, giros a las provincias. Pero nada de eso pasó. Por el contrario, luego de asumir, el gobierno de Macri comenzó a cumplir sus promesas de campaña “perdonando” impuestos a sectores concentrados como los sojeros o mineros y a dar subsidios a otros, como los petroleros. Ese “derroche” deja a las claras que “problemas de caja” no parece tener. Por lo tanto, el déficit fiscal apremiante pasó a ser lisa y llanamente una inmensa mentira, para justificar la política de ajuste que Macri iba a implementar de todos modos. Tal como lo reconoció el propio Prat-Gay en su segunda conferencia de prensa del 13 de enero.

Para empezar, el ministro de Hacienda dijo que el déficit fiscal de 2015 –medido como lo hacen todos los países del mundo– alcanzó el 2,3 por ciento del PIB. Pero ese nivel de déficit no servía como excusa para su plan, ni tampoco es “alarmante”. De hecho, tener déficit ha sido la condición normal de los países en esta etapa: según el FMI, de 188 países sólo 18 tuvieron superávit financiero y 34 superávit primario en 2015. Y países como Estados Unidos, Brasil, España, Japón, Reino Unido tuvieron más déficit que Argentina.

El porcentaje de déficit fiscal se calculó utilizando la metodología usual, que respetan todos los países y que proviene del Manual del Fondo Monetario Internacional. Pero en su conferencia de prensa, Prat-Gay decidió utilizar otra metodología, de su invención. El objetivo era “elevar” ese déficit para que cumpliera el papel propagandístico. Lo que sigue es algo técnico, pero fácil de comprender.

Luego de reconocer el 2,3 por ciento, Prat-Gay comenzó con una ensalada de sumas y restas para concluir que –según su propio método– el déficit era del 7 por ciento. ¿Qué sumó? Primero, sumó los gastos que quedaron sin pagar y pasaron al año siguiente, por un 1 por ciento del PIB. Ningún país del mundo lo suma cuando calcula el déficit. ¿Por qué? Porque todos los años quedan ciertos gastos que se pagan el siguiente ejercicio. Lo mismo había ocurrido en 2014, de modo que si quiere “sumar” los gastos que quedan para el año próximo, debería al menos “restar” los pagos que se hicieron en 2015 pero eran del año anterior. Si no, es una verdadera burrada. Pero como el objetivo era “construir” un déficit alto, parece que valían las burradas.

Engordado así, el supuesto déficit solamente alcanzaba el 3,5 del PIB. Había que seguir sacando conejos de la galera. Por eso Prat Gay decidió “restar” todos los ingresos que el Banco Central le giró al Tesoro Nacional. Como todo el mundo sabe y tal como se refleja en la Carta Orgánica del BCRA, el Estado Nacional es el único dueño del Banco Central. Las ganancias del banco van a su dueño, el Estado. Es un procedimiento habitual, por ejemplo, el 29 de enero de este año pudimos saber que el Banco Ciudad había girado sus ganancias al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Bien, Prat Gay decidió “descontar” este ingreso del Estado para engrosar el supuesto déficit, que entonces llegó artificialmente al 5,8 del PIB.

Aplicando contabilidad creativa, ya habían logrado sacar dos conejos de la galera, y así exagerar la situación de la caja. Pero no alcanzaba todavía, porque durante toda la campaña repitieron el mágico número del 7 por ciento para hablar de déficit. Recurrió entonces a un verdadero hallazgo. Sumó al presunto déficit que dejó Cristina ni más ni menos que… ¡las promesas de campaña de Mauricio Macri! Veamos cómo lo dijo textualmente:

“Sobre la herencia, para ser completamente honestos y transparentes, tenemos que agregar las cosas que nosotros prometimos en campaña. Ustedes saben que prometimos muchas cosas en campaña y que las hemos ido cumpliendo… ¿Cuál es el costo de esas promesas de campaña? (… eso implica alrededor de casi 1 punto y medio del PBI. Entonces, el punto de partida de herencia, más promesas, y toda la herencia adentro, es un déficit primario del 7 por ciento del PBI. Eso sí, hay que irse 40 años atrás para encontrar este nivel de déficit o de desequilibrio, o el título que ustedes quieran”.

Créalo o no. El déficit verdadero, aceptado por Prat-Gay, fue el 2,3 por ciento. Pero alguien le habrá dicho: “No, Alfonso, querido, no vas a reconocer ese número, si toda la campaña dijimos 7. Inventá algo, dibujá y llegá al 7”.

El resultado de este juego de ilusionismo no es, sin embargo, ni ilusión y ni fantasía. Todo lo contrario, es una verdadera pesadilla. Este déficit totalmente inventado es el que están usando como justificación para echar gente, achicar el Estado, quitar subsidios, modificar el régimen de jubilaciones y aumentar tarifas. Es penoso confirmar que lo que dijimos una y otra vez en la campaña electoral se va cumpliendo paso a paso. El verso del “déficit fiscal descontrolado” es sólo una mala excusa para seguir recortando derechos.

* Diputado (FpV), ex ministro de Economía.

Estándar
Economía, Notas recomendadas, Política Argentina, Sin categoría

Datos de la gestión macrista presentados hoy por el Bloque de Diputados del FpV-PJ durante la conferencia de prensa

Conferencia de prensa del Bloque de Diputados del FpV-PJ.

 

 

Héctor Recalde: “Somos la primera minoría y la vamos a ejercer en defensa del pueblo argentino”.

12745666_1691474891111546_2508506879486734132_n

Héctor Recalde: “El IPC fue más bajo que el índice de CABA. Si quieren ser oposición al menos hubiesen puesto 4,2%”

12705192_1691474887778213_3032619663056818397_n (1)

12733998_1691475047778197_3356232463635461564_n

Cbb7dV0WIAEJMqX

12742812_1691474941111541_2886561297895253157_n (1)

Héctor Recalde: “El gobierno está trabajando para los ricos y no para los sectores más postergados”

12745909_1691474994444869_3311114479005858538_n

12742566_1691474997778202_2717844430781550654_n

12717159_1691475061111529_5600166467606453843_n

12742851_1691474894444879_3473817045587369441_n

12733597_1691474937778208_6110261640813471517_n

12715688_1691474984444870_1987811223495594624_n

Héctor Recalde: “Las paritarias no deben tener ni piso ni techo. Nosotros apoyamos a los trabajadores”

12744752_1691474944444874_7459197399499423040_n

 

 

Estándar
Economía, Política Argentina, Sin categoría

La única verdad es la realidad: las principales variables de la economía muestran una alarmante caída

Construcción, consumo de carne, comercio minorista, recaudación e industria automotriz son rubros sensibles que se contrajeron fuertemente.

El consumo de cemento cayó en enero 7,5% con respecto al mismo mes del año anterior.

page-2

page-3

El leve repunte de la actividad inmobiliaria es por mayor compraventa de inmuebles usados, no por nuevas unidades.

page-4.jpg

El comercio minorista cayó en unidades físicas un 2,3 por ciento. Los argentinos están consumiendo menos.

page-5.jpg

page-6.jpg

Los autos tampoco escapan a esta realidad: 31% menos unidades producidas en enero con respecto al año pasado.

page-8.jpg

La venta a concesionarios aumentó no por mayor producción nacional sino porque subió la importación de vehículos.

page-9.jpg

El fuerte incremento en los precios de la carne impactó en el consumo , que bajó en enero un 7,2 por ciento.

page-10.jpg

page-11.jpg

También puede verse en la recaudación, que creció por debajo del aumento de precios, lo que sugiere menor consumo.

page-12.jpg

page-13.jpg

Todos son datos oficiales de las cámaras de cada sector y de la AFIP.

Sólo fueron para arriba los precios. Tomando alimentos y energía para familia tipo, la suba fue de 34% en 60 días.

page-14

page-15

page-16

 

@JulioDeVido

Estándar
Economía, Gestión K, Notas recomendadas, Sin categoría

La Política de Subsidios de NK y CFK se destinó a los 40 millones de Argentinos

Aclaraciones al anuncio del Ministro Aranguren del 29-01-2016. Publicado por Julio De Vido en OETEC, Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo.

 

  • En el año 2015 el Estado Nacional destinó $ 90.000 millones a subsidiar el precio eléctrico mayorista que pagan por igual todas las distribuidoras del país. Ese monto subsidió cada factura de luz de los 40 millones de habitantes, cuestión que no dejó en claro Aranguren en sus anuncios.
  • Ese beneficio se destinó al costo de generación, uno de los tres principales componentes que se cargan en la factura. Los otros dos componentes son el transporte, que tiene una incidencia mínima, y el tercero y último es la Distribución.
  • La tarifa de distribución es lo que ha venido variando significativamente entre las distintas jurisdicciones. Las distribuidoras que en su mayoría son los gobiernos provinciales, salvo alguna excepción, se han apropiado de la renta que produjo tener un precio de la energía mayorista subsidiado por el Estado Nacional y en lugar de trasladar el beneficio a los usuarios, fijaron tarifas de distribución exorbitantes para hacerse de esa renta extraordinaria.
  • Un ejemplo: El costo del total del sistema de generación en 2015 alcanzó los 750 $/Mwh y las distribuidoras de provincias pagaron un promedio de 95 $/Mwh, el diferencial fue cubierto por transferencias del Estado Nacional a CAMMESA.

cid_3C18436129694159AF8F58563CB58819@AMVAIO

  • El gráfico muestra una disparidad de más de 7 veces del costo de una boleta de luz entre los que más cobran (Córdoba, Santa Fe, Río Negro, etc.) y las boletas de Edenor y Edesur.
  • De esta manera, debe quedar claro que las grandes diferencias tarifarias no se deben a un reparto desigual de los subsidios de origen nacional, sino al distinto costo del valor agregado de distribución (VAD), es decir al costo de la distribuidora local determinado por cada jurisdicción provincial.

La Convergencia Tarifaria 

  • A partir del año 2014, el Gobierno Nacional convocó a las provincias del país que adhirieron en su totalidad al “Programa de Convergencia Tarifaria” a través del cual se comprometieron a mantener las tarifas eléctricas inalteradas y el Estado Nacional le financiaba sus principales obras de expansión y mejora de redes.
  • Este programa es una muestra clara de Federalismo inclusivo. El Estado Nacional, habiendo detectado las disparidades de tarifas que aplicaban los gobiernos de provincias diseñó un programa destinado a la convergencia de tarifas y se aseguró que los gobiernos provinciales le mejoren las redes a sus usuarios.

La realidad está “a la luz”. Ni subsidios, ni jardines!!!

  • Aranguren comparó que con los fondos destinados a subsidios se pueden hacer Jardines y otorgar más AUH, una mentira de patas cortas. Está claro que no es ese el objetivo de la quita de subsidios. El gobierno, según los dichos del Ministro de Finanzas, salió la caza de 105.000 millones de pesos en 2016 ¿para hacer jardines o para financiar otras medidas de reducción de ingresos como la quita de retenciones al sector agropecuario o la reducción de los impuestos a los autos de alta gama que solo benefician al 5% de la sociedad.
  • Desde al año 2003, las obras de infraestructura escolar fueron una política de estado y no discurso de barricada. Lo mismo respecto a la AUH que fue implementada por  la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y alcanzó los 3,5 millones de beneficiarios.
  • Desde el año 2003, se finalizaron 1.906 escuelas y se dejaron otras 366 en ejecución que benefician a 817.000 alumnos. Debe aclararse que 1.041, el 55%, se construyeron en Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Misiones y Corrientes, las provincias que venían más relegadas en materia de infraestructura escolar.
  • Asimismo, se finalizaron 230 obras en Universidades de todo el país, habiéndose 9 Universidades nuevas. El crecimiento en la matrícula de Universidades del Conurbano fue del 53% en esos años.

Respecto al tarifazo de EDENOR y EDESUR

  • Desde el año 2003, bajo la premisa directriz de que la energía es un derecho y no un privilegio, el gobierno Nacional, en su ámbito de competencia en cuanto a la tarifa de distribución, sostuvo una política de tarifas populares que permitió el acceso universal (la demanda de esas distribuidoras que creció un 60%) al servicio de energía eléctrica en las zonas de Edenor y Edesur.
  • Como política de complemento, se creó el Fondo de Consolidación y Expansión de Obras para Edenor y Edesur denominado FOCEDE que se financió en parte con fondos del Estado Nacional destinados a que las prestatarias ejecuten un plan de inversiones por más de 3.950 millones de pesos que desde el verano 2013/2014, bajo el seguimiento de la ejecución de las obras.
  • De esta manera se le brindaron los fondos para que ejecuten las inversiones y se supervisó el avance de esas inversiones que se materializaron en más de 2800 obras de baja media y alta tensión.
  • En su anuncio, Aranguren no hizo una sola referencia a cómo, ni bajo que esquema, se va a garantizar el cumplimiento de las inversiones. Sólo premio para las distribuidoras y castigo para los usuarios: un tarifazo que deberán pagar los más de 15 millones de usuarios de todo el país, particularmente agravado para los 5 millones de usuarios de Capital y el Gran Buenos Aires que recibirán 550% de aumento. 

 

 

Estándar
Economía, Notas recomendadas, Sin categoría

Fuerte quita de subsidios que prepara el Gobierno de Mauricio Macri impactará en el bolsillo de los argentinos y frenará actividad económica

El 65% de subsidios energéticos se aplica a comercios e industrias, los hogares sólo reciben el 35% restante. 2 millones de usuarios pymes, fábricas, pequeños y grandes comercios que se verán afectados poniendo en riesgo miles de puestos de trabajo.

Solo 3% de hogares subsidiados son de altos ingresos y podrían pagar tarifa plena, ya se quitaron a countries, Puerto Madero y otros. El 97% restante se aplica a la demanda de hogares medios, bajos, además de industrias y comercios de todo el país.

Eso es para los que esgrimen el argumento de los supuestos “ricos subsidiados” para justificar un brutal aumento de tarifas.
La tarifa social que quieren hacer es convalidar un servicio de 2da que estigmatiza a los que no pueden pagar.

La empresas les cobrarán menos a cambio de menores exigencias en cuanto a la calidad de servicio, como si hubiera ciudadanos de 2da.

El cobro mensual es una engañifa para que la gente no perciba la magnitud real del aumento de tarifas.

Esas “dos pizzas por mes” que dice Alfonso PratGay serán en realidad -paseos p/ las familias, – días de vacaciones o – útiles escolares.

Les dejo un cuadro con el impacto de quita de subsidios eléctrico a hogares incluyendo devaluación reciente:

CYoJbzMWsAEmdT4

Por @JulioDeVido

Estándar